2.Adiós. Nadie me echará de menos...



Sudor, gemidos falsos y dinero. Dispuesta a todo para el caballero que ofrezca más oro por mi cansado cuerpo. No aguanto más. No tiene ningún sentido seguir con esta rutina que me ha robado la vida. Tuve razones en su día para escogerla, pero esas razones se han desvanecido hace tiempo, y en realidad ha sido esta vida la que al final me ha sometido. Supongo que fue el dinero rápido, la inconsciencia de una chica joven al tener que huir de su propia casa sin nada para el camino, y ahora estoy viviendo algo que no me pertenece.

Escribo esto después de la salida del último cliente, después de que me dijeran puta, de que me cogieran del pelo, de abrirme de piernas otra vez más y sufrir nuevamente la agonía silenciosa de cada día. Me quedan 45 minutos para el próximo cliente, para dejar de ser una persona, y convertirme en lo que me siento. Un objeto. Un objeto sin recuerdos de amor verdadero, sin recuerdos de amistad, un objeto sin sentimientos. Y ahora mismo ya es tarde para volver atrás, es tarde para continuar... 30 minutos y restando. 

Es hora de empezar a prepararse, pero no de la forma de siempre, hoy acabaré con esta agonía, acabaré con todo. A partir de hoy será todo distinto. Me reuniré con Rak, y empezaré una nueva vida. 20 minutos...

Me lavaré, me quitaré toda esta suciedad de mi cuerpo, este olor nauseabundo que rodea toda mi persona y que he tenido que soportar durante tanto tiempo. Luego encenderé unas velas, como en realidad he hecho cada una de las noches, y me tumbaré en la cama como si esperara al siguiente cliente. Pero esta vez no serán para alguien más, serán para mi, para mi cuerpo roto que poco a poco cerrará sus ojos y dirá adiós a este mundo. Por fin esta cama, y este cuerpo me pertenecerán por un momento. La haré mía por una vez y seré yo quien decidirá finalmente mi futuro. 

Espero que el próximo cliente no se moleste porque mi cuerpo esté frío y porque mi pasión fingida no tenga papel ya en esta ciudad corrompida. 

Nadie me echará de menos. 


Peli Bloguista

Bloguista, bloguero, blogger como lo quieras decir... Creador de mundos donde sentirme libre. Recuerda que solo vivimo en una realidad de las miles que hay... los elfos, dragones, y todo lo que podamos imaginar realmente existen. Solo que en otra realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario