9. El paso de Reltass



Dentro de las minas Ris el paso subterráneo Reltass unía la región de Eurin y la región de Orias. En tiempos pasados era utilizado como vía de comercio entre los propios enanos y las otras razas, además de ser usado como vía de salida en caso de hundimiento de la mina. Pero cuentan las leyendas enanas que desde la muerte de Warlock, el gran enano, el paso se ha convertido en zona muerta. Sucias arpías han poblado sus profundidades y solo alguien alocado se atrevería a poner un pie en ese camino. Alguien cabezón e insensato como Baruk. 

Las risas se escuchaban en la oscuridad, y el sonido del viento meciéndose por el movimiento de las alas de esas criaturas rebotaba en cada una de las paredes, al igual que se sentía el olor fétido que invadía cada centímetro de ese lugar. Pero el enano, con  su hacha sostenida en la mano derecha y con la gema en su mano izquierda avanzaba sin mirar atrás. Al ver esta actitud, las arpías empezaron a entonar una de sus canciones con el fin de hechizarlo y hacerle caer en lo más hondo de la mina, llevándoselo así finalmente hasta su guarida. No obstante, Baruk continuaba sin cesar y ahora además, cantando también uno de los cantares enanos en honor a su hermano. 

Compañeros de mina somos,
picar y picar es nuestro trabajo,
mientras los dos estemos unidos
nada malo nos ocurrirá allí abajo

Él estaba demostrando que realmente los enanos forman la raza más resistente y fuerte de toda Celalya. Los recuerdos de Draruk, de su sonrisa, de su unión, y ahora el descubrimiento de esa extraña piedra preciosa, le estaban dando toda la fuerza necesaria para seguir recorriendo ese paso que ahora únicamente se  trataba de un umbral abandonado a la mano de los dioses.

Cuanto más avanzaba más lúgubre y frío se convertía aquel terrible lugar, y en esos momentos, otro viento helado se unía al ya existente sonido del revoloteo de las alas y de los cantares de esas arpías. Al ver que nada era suficiente para parar al valeroso enano, todas lo atacaron a la vez  y Baruk se vio acorralado donde el huir fue su única salida, no sin antes dar algunos golpes con su hacha intentando combatir a esas criaturas. Sin embargo, no sirvió de nada, las arpías seguían con sus cantos y poco a poco el enano caía en su hechizo. Pero una fuerza le ayudó a recobrar el sentido y a continuar avanzando hacia la luz que mostraba el final del paso. 

Al cruzar la salida y recibir esos rayos de sol que ahora se reflejaban en su armadura Baruk se preguntaba que había sido esa sensación que le hizo despertar del encantamiento. Al observar la gema, el pudo ver  que el símbolo que tenía grabado brillaba dejando salir un haz de luz más potente que el propio esplendor de la piedra. 

Peli Bloguista

Bloguista, bloguero, blogger como lo quieras decir... Creador de mundos donde sentirme libre. Recuerda que solo vivimo en una realidad de las miles que hay... los elfos, dragones, y todo lo que podamos imaginar realmente existen. Solo que en otra realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario