Sangre Fría ¿Podremos salir de esta? Claudio Cerdán

sangre fria banner cerdan

¡Hola a todos y bienvenidos a mi pequeño mundo! Los zombis son una de mis grandes pasiones. Me encantan en las películas, en los cómics, en los libros... por toodos lados, y hace un tiempo Dolmen Editorial me envió uno de sus libros de la Linea Z titulado Sangre Fría. Claudio Cerdán, su escritor, nos plantea una historia un tanto diferente a la que estamos acostumbrados a ver en el género zombie. En esta novela no estamos en la piel de un tipo importante con un cargo impresionante en la sociedad, no estamos en la piel de alguien que digamos que tendría que sobrevivir, estamos en la piel de un tipo que es llamado Perrolobo, miembro de una pandilla de gitanos. Como veis la premisa que se nos muestra no es ya de primeras la típica que suele ser.


ficha-sangre-fria


La cuestión es que nuestro prota sale de la cárcel antes de lo previsto, y ni su familia, ni sus amigos ni nadie en el barrio donde vive le esperan. En un principio todo el mundo desconoce los motivos por los cuales ha sido liberado, pero poco a poco ya los irán descubriendo. Ah! Por cierto, a nuestro Perrolobo lo metieron en la cárcel por un fail que tubo al intentar robar un banco, un atraco que realmente ya estaba amañado desde el principio y que el destino ya le tenía esa carta de prisión guardada para su cabeza. Al salir de las rejas de la prisión lo primero que hace es ir a visitar al canciller, y no para tomar un té precisamente. Perrolobo le debe pasta por una droga perdida y ni mucho menos el canciller le va a perdonar los costes de la misma como podéis imaginar. Le exige recuperarla y lo amenaza de que si no consigue dicho objetivo matará sin ninguna piedad a su hijo. 

Y así es como empieza nuestra historia, con un tipo llamado Perrolobo que esta entre la espada y la pared y haciendo otra vez lo que mejor se le da, organizar un golpe y recuperar la pasta que le debe al canciller. Para hacer el golpe recure a su antigua pandilla, a sus antiguos amigos del barrio y por supuesto nadie dice que no a esa fiesta. Pero como podéis predecir, algo en el atraco no sale muy bien... creo que no tenían previsto en sus planes que podría ocurrir una invasión zombi en medio del asunto.

Siendo sinceros en esta novela no le harían falta zombis, ya que la propia historia de la venganza del canciller más la tensión que tiene Perrolobo por salvar a su hijo más todas las posibles subtramas que podría tener ya en si hacen que sea una buena historia, una buena novela negra, pero no nos engañemos... todo mejora con zombis y esto le mete un toque de aventuras que hace que el sabor al leerla mejore.

Pero es que realmente los zombis son solo eso, un ingrediente más. Son muy tranquilos, y solo atacan si escuchan un ruido o perciben a alguien que pueda saciar su hambre. En definitiva, no son los protagonistas, son solo... el escenario. Por lo tanto, esta historia es una historia de zombis donde ellos no son lo importante.

A lo largo de todas sus páginas encontraremos a un montón de personajes y viviremos un montón de situaciones extrañas, absurdas, extravagantes... como por ejemplo cuando se cuelan en un piso de tres frikis que siguen enchufados jugando y ni se han enterado que todo el tema del apocalipsis ha empezado. Seguro que uno de esos sería yo... Y escondidos también encontraremos algún que otro guiño de algunas de las películas de zombis que probablemente nos suenen (Guerra Mundial Z, REC o 28 Días después).

Y la gracia de esta novela es eso... Una historia que va destrozando cliché por cliché todos los clásicos de las historias de zombi. Hasta hay una cosa que os puede sorprender... ¡Los capítulos no siguen un orden! Realmente si os pongo el orden os vais a asustar (1,2, 22, 4, 6...), pero tranquilos se lee con toda tranquilidad y se entiende en todo momento lo que esta pasando. Además estoy seguro que no sólo vais a disfrutar con esta novela, os vais a reír un montón aunque los zombis estén pululando por sus palabras.

Os dejo el link de Dolmen por si queréis echarle un ojo: Sangre Fría Editorial Dolmen 

¿Tienes sueños? ¿Te vas a rendir?

¡Hola a todos y bienvenidos a mi pequeño mundo! Hoy os traigo una cosilla que nunca antes había hecho. Me he lanzado a la piscina vamos... y la verdad, espero que os guste. Se trata de una pequeña narración motivacional en forma de verso y representa un poco algunos de mis valores y creencias. Soy una persona que siempre ha intentado ir a por sus sueños aunque haya algunas personas que me hayan dicho que es imposible, y de aquí un poco la razón por la cual he decidido animarme a hacer este escrito.

¿Tú te vas a rendir?



Mi historia empieza en un pueblo llamado Bermont. Mi nombre es Marc y la verdad, soy un simple ciudadano de esta podrida sociedad. Todos el mundo me ve como a un raro al que solo hay que ignorar, y que solo sabe naufragar, fallar y fracasar. Nadie ve futuro en mi triste vida, todo el mundo se aparta a todo lo que alcanza mi vista. Ni amigos, ni pareja ni nadie con quien vivir, solo me queda respirar y seguir seguir y seguir. Hago lo que puedo para continuar mientras la vida no para de batallar. Nadie me ayuda, nadie me entiende, pero aunque solo y desgraciado me siente, siempre seguiré de frente.

Puede que nunca lo consiga, puede que siempre fracase, pero siempre pensaré que no es tiempo de rendirse. Las cosas siempre son difíciles y poca gente te apoya, pero quién dijo que conseguir lo que uno quiere fuera un camino de rosas.

Y hay gente tóxica que solo sabe fastidiar, porque tienen una vida muy pobre que intentar llenar, pero a esos ni caso, no hay ni que mirarlos, porque solo harán que pienses que eres un puto negado. Ten claro tus sueños, tus metas y objetivos, porque son los únicos que estarán siempre contigo.

Y puede que sean tus pedres, familiares o “amigos” los que te digan que tu sueño es algo inútil o imposible de alcazar, però quienes son ellos para cortarte esas que tu has decidido no tirar? Yo por mi parte voy a seguir patalenado como ese patito feo que al final consigue lo anelado mientras los otros puede que me digan que es una tonteria y que solo vean a un animal viviendo su triste vida. 

El fantasma de Verónica - Historia de terror


¡Hola a todos y bienvenidos a mi pequeño mundo! Hoy os traigo mi primera narración de una historia de terror. La verdad es que siempre he querido hacer algo así, pero nunca me había atrevido (no creo que tenga la voz para hacer este tipo de narraciones) y por fin lo he hecho, me he lanzado a la piscina.

¡Espero que os guste!

Historia: El Fantasma de Verónica

Chauu!!

La aventura de una troll - Cuento al verés.

cuento al reves

Érase dos veces... en un reino muy muy cerca, una pequeña troll estaba en busca de su futuro príncipe troll. Tras travesar ríos, valles y enfrentarse a un montón de diminutos problemas llegó el momento final de su "pequeña" aventura. Como cuentan las tradiciones de su especie, para conseguir el amor eterno de su esposo tendría que derrotar a la gallina de fuego que custodia el pequeño castillo donde estaba viviendo su amado y llegar hasta el dormitorio de la mas baja torre donde se unirían en un normal golpe de espaldas (una muestra muy romántica en la raza troll) . La verdad es que el príncipe no estaba encerrado ni mucho menos en ese castillo, eso era mucho de los humanos, simplemente le gustaba estar allí, igual que podría estar en otro lugar. Ah! Por cierto... una aventurera no sería nada sin su acompañante corcel, perdón... cucaracha gigante. La encontró en su cocina cuando tan solo tenia dos años, la cucaracha digo, y la había estado alimentando desde entonces. En definitiva, podríamos decir que era... una ¿Cucaracha corcel? No importa, continuemos. 

Meretriz, así es como se llamaba nuestra protagonista, estaba ya observando la diminuta puerta de ese pequeño castillo dispuesta entrar para encontrarse con su amado. Pero en vez de encontrase con nada que ella diría que fuese normal, se encontró con una lista, una lista de la compra. Gulper, nuestro príncipe, se había largado con la gallina de fuego a comprar la salta de tomate que necesitaba para hacer su famosa pizza vegetal (si... estaba a régimen), pero había dejado un mensaje...

Me voy a hacer la compra, si por casualidad en mi ausencia aparece por casualidad mi futura esposa por favor... ve calentando el horno que yo luego pongo la salsa. Por cierto... te quiero. 

Ya os podéis imaginar qué cara puso Meretriz, le encantó ¡Un hombre que sabía cocinar! Eso era demasiado para ella. Subió las escaleras y encendió dicho horno, aunque más que un horno parecía  la boca de un dragón. ¿He dicho dragón? Tranquilos... en este cuento no aparecen dragones, fueron aniquilados todos por la conocida Erwen Matadragones, una chica dura de roer. 

¡Y llego el momento! Gulper volvió de la compra con la gallina, subió las escaleras y allí la encontró a ella, haciendo ya la masa de la pizza y con el horno ya bien calentito. Se miraron, de arriba a abajo (un vistazo al ser unos trolls enanos...), pero algo no funcionó muy bien...

Bueno, espero como siempre que os haya gustado y que si queréis os animéis a hacer vuestra propia continuación en los comentarios ¡Estaría genial! La verdad es que yo ya tengo pensado un final para dicha historia entre Meretriz y Gulper, pero si leéis todas las historias escritas en este blog veréis que siempre dejo el final abierto.



Audiolibro Sangre Fría - Epílogo



Hola a todos y bienvenidos a mi pequeño mundo!

Cuando el Perrolobo sale de la cárcel, su antiguo jefe le exige una vieja deuda de drogas a cambio de la vida de su hijo. Para poder pagar, reúne a su antigua banda y decide atracar un furgón blindado justo el día en que se desencadena el apocalipsis zombi… Pero Perrolobo es un criminal con recursos y está acostumbrado a improvisar, así que ¿qué mejor momento para hacerse con el control del negocio de la coca? Mientras trama su gran golpe de estado entre zombies desbocados, tendrá que luchar por su vida ya que dos de sus peores enemigos lo buscan para matarlo… ¿Qué más podría salir mal?

Realmente una novela donde los zombies, la acción y el humor negro me están invadiendo por completo... ¡Espero que os guste!

Escrita por: Claudio Cerdán

¡Chauu!

Nos enseñan a ser cabrones...

cabrones

¡Hola a todos y bienvenidos a mi pequeño mundo! No sé vosotros, pero yo muchas veces me comportó como un auténtico cabrón al 100% y realmente no creo que lo sea. Yo pienso que aveces somos cabrones no porque lo seamos sino porque en la sociedad donde vivimos o las diferentes situaciones que suceden casi nos exigen que obremos de esta forma. No sé si en otros países pasa lo mismo (supongo que sí), pero en España, muchas veces, si no obras de una forma un poco... ¿Egocéntrica? La propia sociedad te come como a un gatito sabor barbacoa en plena selva a la hora de cenar ¿Me entendéis no? 

Para poneros un ejemplo (y la razón por la que he decidido escribir esto) os voy a narrar una pequeña historia. 

En la empresa donde trabajo se valora mucho la productividad de cada persona,  y en cada proceso, en cada faena, hay unas medias que hay que cumplir cada hora. La cuestión es que existen varias formas que ayudan mucho a cumplir dichos objetivos, vamos... a facilitarte la vida,  y como es normal  toooda la gente que conoce esas maneras las utiliza. Pero qué pasa... que al utilizar dichos "trucos" jodes literalmente al resto de alguna forma. 

¿Adivináis que hice yo a pesar de conocer esas artimañas para ir más rápido y cumplir esas medias? A pesar de conocer todas y cada una de las maneras que me harían la vida más fácil no las utilicé, seguí viendo como muchos lo hacían, y hasta fui "victima" de ellos al no usar esos trucos yo también, pero decidí no ser como ellos. Hasta que no pude aguantar más. 

Tenía que hacer el triple de faena, tenía que correr como nunca lo había hecho, y además tenía la presión de mis jefes al ir mas lento que los otros (los "cabrones"), la situación me superó y cambié el chip por completo. Me convertí en uno de los suyos, me convertí en un nuevo cabrón. Desde ese momento dejé de pensar en un "nosotros" en un "yo" cuando realmente no quería hacerlo. Lo hice para sobrevivir y no por el simple hecho de fastidiar al resto. No soy un cabrón, soy un mero superviviente de esta penosa sociedad que habito. Que levante la mano quien nunca haya hecho algo malo para estar mejor uno mismo ¿Nadie? Me lo imaginaba. 

Como veis de alguna forma nos enseñan a ser cabrones, nos obligan a serlo, porque sino pasas de estar vivo a muerto, metafóricamente hablando claro... Creedme, he intentado ser bueno siempre en esta sociedad de mierda y no es posible, al menos para mi no lo ha sido. Siendo bueno me la han jugado, siendo bueno casi me despiden... pero tampoco se puede ser un cabrón siempre. Si me tuviera que definir diría que soy una persona buena con unas pizcas de maldad. Esta claro que son esas cosas buenas que hago durante el día día las que han conseguido que tenga lo que tengo. Como dice el dicho...recoges siempre lo que siembras. Pero eso no quita lo que he dicho antes. Muchas veces para seguir en el puesto donde estas, para seguir ganado el dinero que necesitas, para seguir... sobreviviendo, se tiene que pensar muchas veces por uno mismo que por los otros. Asimismo no sólo podemos ser cabrones en situaciones "justificadas", sino que a veces nos pasamos de la ralla, pero eso ya es otro tema.

Bueno, en realidad solo quería escribir un poco lo que sentía y desahogarme (que para esto tengo también el blog). Espero que os haya gustado y que nos veamos en el siguiente post!

Pero antes de irme... ¿En qué situación habéis notado que habéis sido un poco "cabrones"?
Chau!! 

Un poema inesperado...

¡Hola a todos y bienvenidos a mi pequeño mudo! Me estoy poniendo las pilas con el inglés y para ello uso dos páginas: Duolingo y Conversationexchange.com. Lo que menos me esperaba es que al ponerme en contacto con una de las personas que estaban por allí estudiando como yo... ¡Él me respondiera con un poema!

¡Espero que os guste!